Una terapia holística

El Método Energético Global del Cuerpo, llamado MEGC, se basa en los resultados exitosos de más de 25 años de investigación y descubrimiento.

Ayuda a comprender el origen de los desequilibrios en la vida de una persona o de una familia resaltando los patrones repetitivos que los bloquean; enfermedades, accidentes, dificultades relacionales, múltiples síntomas y patologías que con su aplicación se alivian .

EL MEGC: ¿EN QUÉ SE BASA?

Una persona está formada por un cuerpo físico incluyendo su capital genético y también los «cuerpos energéticos».

Estos cuerpos energéticos transmiten tanto las memorias heredadas de las historias trans-generacionales como las resultantes de la experiencia individual. Sistemas de pensamiento, condicionamientos y creencias completan esta estructura y definen la parte conocida del funcionamiento general de un ser humano.

DE LA EMOCIÓN A LA SOMATIZACIÓN

Una emoción experimentada no aceptada y/o no comunicada, pensamientos bloqueados, recuerdos no revisados o aliviados, pueden ocasionar un desequilibrio.

Ese desequilibrio está al origen de manifestaciones no deseadas en la vida afectiva, personal o profesional pudiendo afectar todos los aspectos relacionales (malestar, separaciones recurrentes, dificultades académicas…) y al cuerpo físico (dolor, enfermedad…). Estos diferentes síntomas son los señales de alerta de una situación desorganizada, es la somatización.

EL OBJETIVO DEL MEGC?

El Método Energético Global del Cuerpo es una fórmula de acompañamiento paso a paso cuyo objetivo es el de ayudar a las personas a tomar conciencia de su funcionamiento y de conducirlas a conocer y comprender el origen de su malestar.

OPTIMIZAR EL POTENCIAL DE AUTOCURACIÓN

El análisis empieza con el «test reflejo», el cual  permite localizar los sufrimientos existenciales sufridos, conociendo las causas de forma no verbal.

Se trata de acceder a las «memorias fuentes» negativas y repetitivas, estableciendo un mecanismo de auto-corrección optimizando así el propio potencial de auto-curación.

EN RESUMEN

Sin descuidar la importancia del aspecto médico, el MEGC permite lograr un equilibrio de paz interior y de salud.

Identificando patrones repetitivos y espirales autodestructivas se inicia el proceso de corrección y se ponen en marcha otros patrones positivos permitiendo recobrar la serenidad  y recuperar la autonomía emocional.

El MEGC induce varias etapas de corrección afectando tanto a lo Energético como lo Emocional.

PARALELAMENTE: LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN

Investigaciones en curso, demuestran cierta pertinencia del MEGC tanto sobre la vida animal como la de las plantas.